Sobreviven los intérpretes para alumnos sordos de Valladolid

Un profesor dando clase y la intérprete de LSE al derecha

El intérprete es el nexo comunicativo entre el profesor y el alumno sordo

Se acaba de prorrogar el servicio de asistencia mediante intérpretes de LSE para alumnos de centros públicos vallisoletanos. Los 72 alumnos con discapacidad auditiva repartidos en 42 centros educativos públicos podrán seguir disponiendo de intérprete de lengua de signos en clase.

La partida presupuestaria aprobada para mantener el servicio es de 390.936 euros, destinados a contratar el número de profesionales necesarios de cara al próximo curso 2013 – 2014.

La prórroga del contrato se distribuirá en dos anualidades, y la contratación prevista es de 26 jornadas completas de intérpretes de lengua de signos. El reparto de esas 26 jornadas se realiza en función de las solicitudes de estudiantes y centros educativos.

El intérprete de lengua de signos sirve de nexo comunicativo entre el profesor y el alumno sordo usuario de la LSE, o entre él y sus compañeros de clase, para facilitar la comprensión de las tareas o las materias.

Deja un comentario