La Junta de Andalucía no paga a la FAAS y deja a 8.600 personas sin intérprete

La Federación Andaluza de Asociaciones de Sordos (FAAS) ha anunciado que cerrará sus puertas este mes si la Junta de Andalucía no le paga la deuda que mantienen con ellos.

Entre la Consejería de Educación y la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo acumulan una deuda con las federaciones de sordos de Andalucía por valor de 2 millones de euros, por los servicios prestados desde el año 2009. La federación reclama 856.000 euros y 1,2 millones de euros a cada organismo respectivamente. Si las federaciones cierran el próximo 31 de diciembre, miles de sordos se quedarán sin servicio de intérpretes. Además, el endeudamiento de la FAAS le obliga a pagar anualmente unos intereses a las entidades bancarias de aproximadamente 90.000 euros.

El presidente de las FAAS, Alfredo Gómez, pidió a la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz medidas urgentes para resolver el pago de estas deudas. Según Alfredo Gómez, el problema financiero generado por los impagos de la Junta ya ha provocado el despido de un centenar de personas en la organización, obligándoles a reducir progresivamente los servicios de intérpretes. Actualmente tienen acceso a los servicios de un intérprete de Lengua de Signos unas 2.400 personas, “cuando deberíamos estar atendiendo a 11.000 personas que necesitan estos servicios para gestiones diarias, como ir al médico, acudir a clase o buscar empleo”.

Otra de las caras dramáticas de esta situación es que actualmente trabajan en esta federación unas 80 personas que no cobran su nómina desde hace siete meses porque la Junta no paga. “Los bancos nos han paralizado la póliza de crédito, por lo que nos veremos obligados a cerrar las puertas el 31 de diciembre si el Gobierno andaluz no nos abona los dos millones de euros”, finalizó Gómez.