Valencia ofrece un servicio de videoconferencia en lengua de signos

Captura de la aplicación que permite la videointerpretación

Aspecto visual del servicio de videoconferencia que ofrece el ayuntamiento de Valencia

El Ayuntamiento de Valencia ha implantado el primer servicio municipal de España de videoconferencia en lenguaje de signos, que permitirá a las personas con discapacidad auditiva realizar cualquier gestión municipal vía telemática con autonomía y sin necesidad de su presencia con un intérprete.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha presentado hoy el servicio “S-VISUAL” que, desde que comenzó a funcionar en septiembre, ha tenido veinticinco usuarios y que se ha desarrollado de forma progresiva con la colaboración de la Federación de personas sordas de la Comunitat Valenciana (Fesord CV).

S-VISUAL es un servicio integral de soluciones de videointerpretación para mejorar la accesibilidad de webs corporativas o de entidades públicas. La videoconferencia es un sistema innovador que permite la comunicación simultánea de audio y vídeo entre emisor y receptor, haciendo posible el contacto a tiempo real entre personas que no se encuentran físicamente en el mismo lugar.

Este nuevo servicio permitirá a las personas sordas realizar gestiones “con total autonomía” y sin necesidad de acudir en persona a los centros municipales y requerir un intérprete, lo que supone, según ha destacado Barberá, “eliminar otra barrera para la integración y uso real de todos los servicios”.

Barberá ha explicado que, de momento, el servicio se realiza un día a la semana, gracias a un convenio de colaboración con Fesord y que su objetivo, es ampliar el acuerdo para prestarlo “todas las mañanas en función de la demanda”.

En el mismo acto, ha presentado otro servicio municipal gracias al cual los beneficiarios de tarjetas de estacionamiento para personas con movilidad reducida -hay 6.000 en Valencia- conozcan la disposición y disponibilidad de estas plazas en la ciudad, gracias a la información proporcionada por un código “QR”.

Se trata de placas con estos códigos serigrafiados, realizadas por jóvenes de los centros ocupacionales de Grabador Planes y Malvarrosa, que se instalarán en las señales identificativas de estos aparcamientos reservados para que los usuarios se puedan descargar la información.
Durante la demostración de ambos servicios, la presidenta de Fesord, Amparo Minguet, ha pedido a la alcaldesa que estudie la posibilidad de incluir en los monumentos de la ciudad códigos QR con información en el lenguaje de signos nacional e internacional.

Barberá ha defendido la labor “transversal” que realiza el ayuntamiento para “que Valencia sea accesible”, y ha subrayado que en el primer trimestre de 2014 toda la gestión municipal y expedientes administrativos podrán realizarse a través de la sede de la administración electrónica.
Ha hecho hincapié en que la web municipal es “cien por cien accesible” y que Valencia está “a la cabeza de las ciudades inteligentes”.

Entre los recursos municipales para mejorar la accesibilidad y la integración de las personas con discapacidad, ha citado los centros ocupacionales y de día, el transporte público y las playas adaptadas y los servicios de teleasistencia -5.000 beneficiarios- y de ayuda a domicilio -600 usuarios-.

La alcaldesa ha apuntado que con motivo del Día Internacional de las personas con discapacidad mañana, el consistorio ha programado durante la semana, entre otras actividades, la representación de la obra “Redes Incomunicadas” de un grupo teatral universitario, talleres de sensibilización escolar y talleres de cocina saludable.

“Todo ellos para mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos y hacer Valencia una cada vez más accesible”, ha apuntado Barberá, quien ha recordado que la ciudad ya recibió el reconocimiento a su accesibilidad en 2011 con el premio Reina Sofía.